Acaba con los malos olores con las Lampe Berger

Acaba con los malos olores con las Lampe Berger

Si te gusta que tu casa huela bien pero no suelen agradarte los ambientadores convencionales, en la entrada de hoy te vamos a mostrar un producto que puede ser la solución. Se trata de las Lampe Berger, una alternativa a las varillas de incienso o velas perfumadas, que además de tener un aroma agradable y natural eliminará por completo los malos olores de cualquier rincón de tu hogar.

La historia de las Lampe Berger

La historia de las Lampe Berger comienza en Francia a finales del siglo XIX con Maurice Berger, una auxiliar de farmacia. La asepsia en los hospitales era un tema de máxima preocupación, así que esta mujer inventó un sistema de difusión por catálisis capaz de purificar el ambiente en lugares cerrados o poco ventilados. Estaba formado por una lámpara pequeña que tenía como objetivo destruir los malos olores y fue sumamente eficaz en esta tarea.

Posteriormente, en la década de los 30 del siglo pasado las Lampe Berger se popularizaron enormemente y traspasaron el ámbito sanitario al privado. De hecho, la idea de que además perfumará añadía una nueva dimensión de placer y se convirtieron en piezas muy codiciadas por los coleccionistas. En poco tiempo, cada diseñador tuvo su propio modelo, primero en cristal y después en porcelana, destacando artistas de renombre como Chanel, Jean Cocteau, Colette o Pablo Picasso.

En la actualidad, la empresa Lampe Berger sigue evolucionando y reinventándose para adaptarse a los nuevos estilos de vida del siglo XXI. Su proyección internacional alcanza a más de 50 países con 7.000 puntos de venta alrededor del mundo.

¿Para qué sirven las Lampe Berger?

Una Lampe Berger está diseñada para cumplir con tres funciones principales: sanear el ambiente acabando con los olores indeseados, perfumar y decorar. La gama de perfumes es casi inagotable, con esencias dulces, frescas, florales o con regusto a madera, así que podrás encontrar sin problemas el aroma exacto que andas buscando. En cuanto a su función purificadora, es capaz de eliminar también las bacterias y otras sustancias perjudiciales que pueden causar alergias.

¿Cómo se usan las Lampe Berger?

Este sistema de difusión posibilita la destrucción de las moléculas responsables del mal olor por oxidación catalítica, presentes en el humo del tabaco o en la cocina. Su modo de funcionamiento es muy simple. Para llenarla hay que quitar el tapón protector, así como el apagavelas y el quemador. A continuación, rellenamos hasta dos tercios como máximo con perfume y colocamos de nuevo el apagavelas y el quemador en su sitio. Esperamos 20 minutos.

Finalmente, retiramos el apagavelas y encendemos la Lampe Berger con ayuda de una cerilla o un mechero. Hay que mantener la llama un par de minutos y después soplar para que se extinga. Colocamos el tapón protector y la dejamos una media hora para ambientar y purificar una habitación de 10 metros cuadrados. Si queremos apagarla, simplemente hay que retirar el tapón, colocar el apagavelas y volver a enroscar el tapón.

En nuestra tienda podrás encontrar distintos modelos de Lampe Berger, como esta Lámpara Básica cuadrada en cristal transparente que viene con una esencia floral y otra neutra, así como recambios de distintas fragancias para que elijas la que más le va a la personalidad de tu casa.