El origen de la boina

La boina es un complemento muy popular utilizado por estética o simplemente para protegerse del frío. En la actualidad podemos encontrar modelos de todo tipo, planos o redondos, con esa punta tan característica que sobresale en la parte superior. Es una prenda utilizada por la gente común y también por ciertos personajes históricos, que la han puesto de relieve. En la entrada de hoy vamos a hablar del origen de la boina y os mostraremos algunas de sus curiosidades.

¿Cuándo aparece la boina?

Para que te hagas una idea de lo antiguo que es este gorro, las primeras evidencias se remontan a la Edad del Bronce, más concretamente a Cerdeña. En unas excavaciones llevadas a cabo en esta isla italiana se descubrieron los restos de un hombre con boina, por lo que su origen se remonta a hace más de 4.000 años. De ahí pasó a otros lugares del mediterráneo, como por ejemplo el oeste peninsular o Dinamarca, donde también se utilizó desde épocas arcaicas.

Ni los griegos ni los romanos se interesaron mucho en las boinas, pero sí lo hicieron los hombres de la Edad Media y el Renacimiento. En este sentido, en una obra germana del siglo XII titulada “Speculum Virginum”, podemos disfrutar de una escena de agricultores que trabajan ataviados con esta prenda en su cabeza. Dos siglos más tarde, el artista Hans Holbein el Viejo, retrató a numerosas personalidades de su época, como por ejemplo el poeta Nicolás Bourbon, que porta una boina prácticamente igual a las que existen hoy en día.

Sea cual sea su origen, ha llegado a convertirse en todo un signo de identidad para el pueblo vasco. Para algunos autores, en el siglo XVI era considerado el gorro nacional. Para otros, tuvimos que esperar a las Guerras Carlistas para que su difusión llegará a todos los puntos de Euskadi. A partir de entonces, su popularidad fue imparable, estando presente en los cuadros de Goya o sobre las cabezas de los soldados que hicieron frente al ejército francés comandado por Napoleón.

¿Qué significa la palabra boina?

Todo parece indicar que la etimología de esta palabra tiene relación con el vocablo “bonete”, que viene del latín “abonnis” y que da lugar al “bonnet” francés, que significa gorra. En nuestro caso, para encontrar su origen tendríamos que acudir a una voz arcaica de Aragón, “boñe”, resultado de la aféresis de la primera vocal.

La boina en la actualidad

Hoy en día, la boina como prenda de vestir no es tan habitual como hace unos siglos. No obstante, nunca antes había gozado de tanto reconocimiento social, considerándose la prenda vasca más característica que existe. De hecho, de unas décadas para acá se realizan numerosas competiciones en todo el territorio, otorgando un trofeo a los “Txapeldunes” que porten la boina más elegante. Se ha convertido en un símbolo de bienvenida cuando llegan visitantes importantes, así como un elemento capaz de crear una fuerte consciencia de grupo.

Si te ha gustado la entrada, en nuestra tienda podrás adquirir unas excelentes boinas a un precio increíble. Con una amplia gama de colores para que elijas el que más le va a tu propio estilo. ¡Échales un vistazo!