Este verano disfruta con las chanclas Brasileras

el origen de las chanclas

Aunque hace unos años las chanclas eran simplemente unos complementos que usábamos para ir a la playa, en la actualidad se han convertido en parte del look de lo que se conoce como “street style”. ¿Por qué han triunfado? Sin duda alguna, la comodidad es un factor muy a tener en cuenta, lo que explica que se haya ganado un hueco en nuestros armarios. Y también hay que mencionar su valor estético, como podemos comprobar en la gama de la firma Brasileras, que disponen de una amplia variedad de modelos y colores para elegir. En la entrada de hoy vamos a hablar de este tema y os mostraremos algunos consejos para ir a la última este verano.

El verano ya está aquí

Estamos en pleno mes de julio y ante el enorme calor que visita nuestra ciudad no nos queda otra que decantarnos por prendas y calzados que sean cómodos y frescos. Al principio, usamos las chanclas para ir a la playa o la piscina, pero con el paso de los días y el aumento de la temperatura finalmente las elegimos para comprar en el supermercado, visitar tiendas de ropa e incluso para salir por la noche. Son la elección perfecta para una cita informal, dar una vuelta o tomar una copa con los amigos. En definitiva, forman parte de nuestra vida.

¿De dónde vienen las chanclas?

El origen de las chanclas se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando los americanos se enfrentaron a los japoneses en el último tramo del conflicto. Los soldados se percataron de que las mujeres locales usaban un calzado similar a sandalias planas, que se anudaban con correas de fibras vegetales. Eran los “zori”, un complemento para eventos formales que aún hoy en día podemos encontrar en las bodas tradicionales niponas.

Cuando las hostilidades acabaron, los militares norteamericanos llevaron los “zori” a su país a modo de suvenir, para que así sus mujeres pudieran llevarlos. Se les cambió el nombre a “jandals”, que deriva de los vocablos “Japón” y “Sandalia”. John Cowie era un empresario estadounidense originario de Hong Kong y vio inmediatamente la oportunidad de hacer negocio.

Las chanclas como prenda femenina supusieron toda una revolución en su época, ya que por aquel entonces la moda era muy recatada y no estaba bien visto mostrar la piel. También a caballo de los años 50 y 60 aparecieron los primeros bikinis, por lo que asistimos a un cambio radical en la forma de vestir de las mujeres. El éxito fue total, y este calzado se utilizó no solo en los hogares, sino también para salir a la calle, ya que se trataba de un artículo muy popular por aquel entonces.

Las chanclas Brasileras

Mientras que en occidente las chanclas suelen estar relacionadas con salidas casuales, en Japón se reservan para eventos realmente especiales. Así que no tengas ningún miedo a llevarlas en cualquier momento, sobre todo si se tratan de las maravillosas chanclas Brasileras que puedes encontrar en nuestra tienda, disponibles en varias tallas y en colores Shiny Blue y Shiny Silver, que combinan a la perfección con una gran cantidad de prendas y complementos.