Manteles y centros de mesa espectaculares

Manteles decorativos para deleitar a los invitados

Pocos placeres en la vida pueden compararse a la sensación de sentarse en una mesa exquisitamente decorada y disfrutar de los mejores manjares acompañados por excelentes caldos. Por este motivo, en la entrada de hoy vamos a hablar de la importancia que los manteles tienen este asunto y os mostramos algunas ideas para crear unos centros de mesa realmente evocadores e imaginativos.

Eligiendo la temática

Cada ocasión merece un tipo de decoración especial, que se adapte a la personalidad de los comensales o bien vaya en sintonía con el motivo a celebrar. Sea como sea, esto nos permite desatar nuestra imaginación y sorprender a nuestros comensales con una experiencia visual que nunca olvidarán.

En este sentido, es necesario tener en cuenta la edad de los participantes de la reunión, así como el lugar donde se llevará a cabo y los gustos personales de cada uno. Con todo esto en mente, ya podemos dar las primeras pinceladas al diseño de los centros de mesa y los manteles que usaremos en ella.

¿Con flores o sin flores?

Las flores suelen ser un complemento perfecto para amenizar las celebraciones, aunque si no tenemos pensado utilizarlas podemos usar en su lugar frutas o cualquier otro producto vegetal que cree esa sensación de naturalidad. Por ejemplo, puedes emplear una servilleta de lino atada con un hilo de cáñamo y adornada con una ramita, un tipo de decoración muy sencilla pero que puede darle un aire diferente a tu mesa.

La importancia de la iluminación

Si queremos que nuestro centro de mesa disponga de velas, se recomienda que éstas sean blanca y no huelan, ya que su aroma podría confundirse con el resto de decoración floral y con la propia comida. Esto es algo que tenemos que evitar por completo ya que nuestro objetivo es crear un espacio de armonía. La iluminación es esencial y de ella depende en buena medida el carácter que queramos darle al evento, desde algo íntimo y personal a espacios ampliamente iluminados y brillantes.

El lugar de los cubiertos

El nivel de etiqueta depende en gran medida del tipo de evento, pero por norma general los tenedores siempre deben estar a la izquierda, mientras que las cucharas y cuchillos se colocan a la derecha del plato. Sin embargo, si se tratan de cubiertos de postre éstos han de colocarse delante, mientras que los cubiertos de los de aperitivo se sitúan en la esquina superior derecha.

¿Cómo escoger la mantelería adecuada?

¿Manteles individuales? ¿Alegres? ¿Con colores lisos? ¿Estampados? Una vez que tenemos claro el concepto de nuestro centro de mesa será mucho más sencillo elegir el mantel adecuado, ya que no es lo mismo crear un diseño para adultos o para niños, en cuyo caso tendremos que ir un paso más allá y buscar los elementos más llamativos posibles.

En nuestra tienda podrás encontrar manteles individuales que se adaptan a la perfección a todo tipo de situaciones y comensales. Un excelente punto de partida para desarrollar tus propias ideas y conceptos que sin duda sorprenderán a los comensales más exigentes.