Principios básicos de la decoración del hogar

Principios básicos de la decoración del hogar

Para que un hogar sea considerado como tal, es indispensable que nos sintamos cómodos. Por fortuna, existen algunos trucos muy sencillos que podemos llevar a la práctica para conseguir resultados espectaculares. En la entrada de hoy vamos a hablar de los principios básicos para decorar tu casa y convertir cada habitación en un rincón cálido y agradable.

Consideraciones iniciales

Hay que tener en cuenta varios aspectos antes de iniciar con la decoración de nuestra vivienda, como por ejemplo el espacio disponible, el uso que le vamos a dar a cada estancia y el estilo a desarrollar. Una vez que tengamos claro todos estos puntos, la tarea será mucho más sencilla e intuitiva.

En cuanto al espacio, observa cómo están situadas las paredes, ventanas, puertas y cualquier desnivel, como por ejemplo las escaleras. Especial atención requieren las fuentes naturales de luz, que hay que aprovecharlas al máximo para ahorrar en la factura eléctrica y convertirnos en consumidores más responsables con el medio ambiente.

¿Qué uso vas a darle a la habitación? Dependiendo de tus prioridades, podrás optar por elementos decorativos más o menos práctico, al mismo tiempo que defines claramente la función de cada espacio. Y finalmente tenemos el estilo, que es una opción personal y puede variar o mantenerse homogéneo en toda la casa. Si no eres un expert@, quizás sea mejor crear una sensación de uniformidad.

Espacios despejados

Uno de los conceptos más básicos en decoración son las vías de circulación. Cuando distribuimos los muebles y otros objetos tenemos que tener mucho cuidado de que no estorben a la hora de movernos por casa. Además, de esta forma diferenciamos mucho mejor los pasillos y otras vías de acceso del resto de la vivienda.

Eligiendo el color

El color es otro elemento decisivo. Recuerda que, por norma general, los tonos fríos y claros son capaces de agrandar visualmente las habitaciones. Por el contrario, los cálidos y oscuros van a empequeñecerlas. Si no te decides, apuesta por colores suaves y matizados, como por ejemplo los grises o los cremas. Y no te olvides de crear atractivos contrastes con las telas de las cortinas, alfombras y los propios materiales de los muebles.

La luminosidad

Una buena iluminación va a realzar la decoración y ayuda a formar espacios más agradables, por lo que tenemos que cuidar al máximo este aspecto. Podemos distinguir entre iluminación general, propia de lámparas de techo o pared, e iluminación puntual, que tiene como objetivo resaltar un elemento en concreto de nuestra decoración.

Los suelos y paredes

Para los suelos, es mejor ser prácticos y elegir materiales duraderos que se limpien fácilmente. Siempre podemos utilizar alfombras en algunas habitaciones, que proporcionan una enorme calidez, pero teniendo cuidado de que no estén en pasillos y otros sitios de paso. En cuanto a las paredes, las fotos, cuadros y otros elementos deben integrarse a la perfección con el resto del ambiente.

Los mejores accesorios para la decoración

Si quieres algunos ejemplos de decoración para paredes puedes echarle un vistazo a este maravilloso Reloj de loseta de piedra con la Bahía de la Concha de San Sebastián, también disponible en su versión del Peine del Viento de San Sebastián. De igual manera, en nuestra tienda online podrás encontrar otros accesorios de artesanía que van a encajar a la perfección con distintos estilos.