Refresca tu casa en verano sin aire acondicionado

Cómo refrescar el hogar sin aire acondicionado

Estamos en pleno agosto y con uno de los veranos más calurosos que se recuerdan, por lo que es esencial tomar todas las medidas de precaución cuando vamos a la playa o la piscina. ¿Y qué hay al regresar a casa? Sin duda, una temperatura agradable es esencial para que nos sintamos cómodos, hagamos nuestras tareas y descansemos con todas las garantías.

Por supuesto, la solución más sencilla a priori es encender el aire acondicionado, pero existen una serie de trucos que podemos llevar a cabo para reducir el consumo, apostar por un futuro más sostenible y de paso ahorrar unos euros en las facturas de suministros. ¿Quieres conocerlos? ¡Pues entonces no te muevas del asiento!

Tejidos de verano

Cuando llega la época estival guardamos en el armario los abrigos y sacamos las prendas más frescas y cómodas que tenemos. ¡Pues igual deberías hacer en tu casa! Por ejemplo, retirando las alfombras y cambiando las cortinas de invierno por otras de tejidos más claros y ligeros. Un simple gesto que sin embargo aportará una increíble sensación de bienestar en todo tu hogar.

¿Cuáles son los más adecuados? Prueba con materiales como el lino o el algodón, que son perfectos para cubrir por ejemplo un sofá tapizado con piel o terciopelo, tejidos propios del invierno poco apropiados para estos meses. Y no estaría de más que sustituyeras tus sábanas de poliéster por juegos de lino o algodón, ya que son más cómodas y te facilitarán conciliar el sueño.

Ventila tu vivienda

Otro método para reducir unos grados la temperatura es la ventilación de la vivienda, que se consigue simplemente abriendo puertas y ventanas para crear corrientes de aire. Lo mejor es que lo hagas a primera hora de la mañana, sobre las 7 o las 8, ya que el aire estará más fresco. Además, mientras tanto podrías aprovechar para fregar el suelo con agua fría, un truco muy sencillo pero eficaz para regular la sensación térmica.

Durante el resto del día, no abras por completo las ventanas para así evitar que el calor del exterior penetre en tu casa. Lo mejor es hacerlo durante la noche, aunque si tienes problemas de insectos será indispensable instalar una mosquitera.

Protege tu casa del sol

Una vivienda que recibe muchas horas del sol al día puede llegar a convertirse en un auténtico horno. Para prevenir que el calor penetre en tu hogar, podrías instalar unas contraventanas exteriores o unas persianas venecianas. Si tienes balcón o terraza, otra opción muy recomendable son los toldos, que según los expertos reducen hasta en un 65% el calor que entra del exterior.

Y por último, vamos a hablar de las plantas, que además de purificar el aire mantienen una temperatura más fresca en el interior de las viviendas. En este sentido, un simple helecho o hiedra es capaz de limitar hasta en un 50% la sensación térmica.

Por supuesto, darte un chapuzón también te ayudará a aliviar el calor y para secarte nada mejor que esta Toalla para playa Amazonie Forest Le Jacquard Francais. La podrás encontrar en nuestra tienda online, está fabricada 100% en el mejor algodón, tiene un tacto muy agradable y cabe en cualquier bolso. ¡Perfecta para este verano!