Todo lo que debes saber sobre la hora del té

Todo lo que debes saber sobre la hora del té

Cuando vemos una taza de té, a muchos de nosotros nos viene a la cabeza la imagen de Gran Bretaña. Y es que toda su gastronomía gira en torno a este concepto, proporcionando auténticas obras de arte en las teteras y confeccionado complejas tartas que están deliciosas. También son tradicionales los emparedados de pepino, aunque último esto no entusiasma a todo el mundo por igual. En la entrada de hoy os vamos a hablar de algunas curiosidades sobre este tema y os mostraremos las mejores piezas que existen para disfrutar esta bebida como se merece.

Más que una costumbre

El té es algo más que una costumbre, forma parte intrínseca de la sociedad inglesa y supone la solución perfecta a todo tipo de problemas. ¿Tienes invitados y no sabes de qué hablar? ¿Te ha entrado hambre de repente? ¿Sufres estrés? En todos estos casos, siempre es bienvenida una reconfortante taza de té.

¿Cuándo surgió la tradición del té?

En 1662 Carlos II se casa con Catalina de Braganza, original de Portugal y una gran amante del té. A partir de este momento la moda se extiende por la corte, pero no llega a calar entre las clases más populares. Para ello, tenemos que esperar a principios del XIX, cuando la duquesa de Bedford se sintió mal y pidió que le sirvieran un té antes de la cena. La sensación fue tan placentera que comenzó a invitar a sus amistades por las tardes, para así disfrutar de esta bebida acompañada de pasteles y bocadillos. Es el principio de los que se conoce como el “Afternoon Tea”.

El Afternoon Tea

Los británicos toman té a cualquier hora del día, así que la costumbre del Afternoon Tea ya no es tan popular como hace unos años, por lo que se reserva normalmente para ocasiones especiales. Normalmente, se elige té negro tipo Earl Grey, aromatizado con Ceylán o bergamota y servido junto a una jarrita con leche y rodajas de limón, para que cada comensal se eche al gusto.

No pueden faltar en la hora del té los sándwiches de pan de molde con distintos ingredientes, como huevo, salmón, carne, queso, tomate y mostaza. Y sí, uno de los más populares son los de pepinillo. En cuanto a los dulces, son muy famosos los “scones”, una especie de panecillos con mermelada de fresa o frambuesas. También encontramos una delicia conocida como clotted cream, un postre originario de la región de Devon que se caracteriza por una textura muy cremosa, a medio camino entre la nata y la mantequilla.

Consejos para tomar el té

Se considera de mal gusto soplar sobre la taza, por lo que si el té está demasiado caliente la etiqueta nos dice que debemos usar una cucharilla. Un buen té ha de servirse en tazas y teteras de porcelana de alta calidad, como por ejemplo este set de tazas de té pertenecientes a la Colección Jardines Extraordinarios de la prestigiosa marca Gien. O la jarrita Roy Kirkham, que es ideal para servir la leche. Estos complementos darán prestigio a tu mesa y te permitirán disfrutar al máximo del Afternoon Tea.